Domingo 29 Ene, 2023

Satan Dealers interpretando NDI: Rescatando historia.

728x90
728x90
728x90
728x90
728x90
728x90
Crónicas
Satan Dealers interpretando NDI: Rescatando historia.
Texto: Facundo Llano | Fotos: Silvana Morsenti

¿Cuál es la diferencia entre nostalgia y reivindicación? A veces simplemente tiene que ver con fama y fortuna. Sin duda No Demuestra Interés no es una banda que esté en el inconsciente colectivo de la mayoría del público consumidor de rock, pero, paradójicamente, ha cambiado la vida de miles de personas. También te puede pasar lo contrario: podes pasar tu carrera llenando estadios sin generar un cambio significativo y nadie va a hacer un escándalo por eso. No serán millones, pero NDI ha afectado profundamente la existencia de muchos. Tanto que a veces se genera una relación de amor/odio. El rock solía ser un símbolo de identidad tan fuerte que, luego de que la banda dejara de lado el hardcore más puro para meterse en los terrenos más experimentales de los discos “Días de furia” y aun más con “Mensaje no preciso de imagen”, muchos fans se sintieron traicionados. La banda había debutado discográficamente en el sello “Mentes abiertas”, pero quizás tenía uno de los públicos más cerrados posibles. Por supuesto, una vez que NDI dejó de existir, esos discos empezaron a ser revalorados, entendiendo que estaban adelantados a su tiempo.

El motor de todo esto siempre fue Adrián Outeda, eterno inconformista, quien fue formando bandas y cambiando de identidad musical a su antojo; Satan Dealers, Bandera de niebla, Los Delicados, Los Pendulos, etc… Siempre con la idea de no mirar atrás como lema, es raro ver al cantante revisitar su pasado. Por lo que cuando se anunció que Satan Dealers estaría interpretando esos dos discos, supimos que era algo especial. No solo por volver a escuchar esas canciones perdidas en el tiempo, sino por poder apreciar un costado que, aun en la reunión de No Demuestra Interés del 2008, la gente seguía sin aceptar del todo.

El show comienza con “Aunque”, del disco “Mensaje no preciso de imagen”. Pero a continuación aparecerá “Estimo” de “Días de Furia”. La promesa era que ambos discos sonarían de forma íntegra, pero la sorpresa fue que serían de forma intercalada algo que fue la decisión correcta. Algunos puristas preferirían escuchar los discos ser interpretados en su forma original, pero en pos del espectáculo, la lista de canciones funciona mejor de esta forma.

El slogan del show era “Satan dealers interpreta” y podemos decir que eso fue exactamente lo que tuvimos. Si bien las canciones fueron respetadas, la banda tiene una pulsión rockera que quizás NDI no tenía y no intenta copiar algo de 1995. Satan Dealers tiene ya casi 25 años de carrera, son mejores músicos, hacen otro estilo y eso se ve reflejado en el show. “Mensaje no preciso de imagen” es un disco casi progresivo, con muchos matices y hasta pasajes acústicos, es por eso que en momentos precisos cuentan con la ayuda de Sam Almeida de Motorama y Cadena Perpetua, en la guitarra acústica.

De parte de Outeda no hay muchas palabras más que el anuncio de algunas canciones. Hoy es algo que nos regala, pero sabemos que preferiría estar haciendo cosas nuevas. Aun así, es un profesional e interpreta esas canciones con el respeto y la pasión que se merecen. Su voz no parece evidenciar el paso del tiempo y, hay que decirlo, aparece algo mágico cuando esa voz se mezcla con algunas de las canciones más furiosas del repertorio como “Ceguera juvenil” y el tema título “No demuestra interés”.

El final es con dos canciones de la banda que hoy se puso otra piel; “Tácito en el mundo real” y “Bajo este sol”. Para demostrar que ellos son una entidad aparte, que esto no es nostalgia sino un regalo, y que las canciones de Satan Dealers están a la altura de lo que hoy fue celebrado.

Cuando “Mensaje no preciso de imagen” salió, fue denostado y renegado. NDI se separó y una gran obra, con todas las letras, se perdió entre los que sí valoraron ese trabajo. Las canciones se hacen para que puedan ser escuchadas en vivo y por más de veinticinco años no tuvimos esa oportunidad. Hoy es simplemente un regalo, para re enamorarse de las canciones, pero para entusiasmarse con lo que viene.